El internet de las cosas y el marketing digital

En un abrir y cerrar de ojos, Internet se ha colado en nuestras vidas, y ahora forma parte de todo o casi todo. Cada vez se encuentra en más objetos de la vida cotidiana: dispositivos móviles de todo tipo, electrodomésticos, sensores, etc. La tendencia de futuro no pasa únicamente por abarcar objetos sino también a las propias personas, a las que ya les está cambiando la forma de actuar y relacionarse.

Internet of everythingEl 78% de los internautas busca en Internet información sobre productos y servicios. Para las empresas, ocupar la primera posición en los resultados de búsqueda continúa siendo trascendental, dado que en conjunto, los 4 primeros puestos se llevan el 83% de los clics de las búsquedas orgánicas. La publicidad en buscadores es el tipo de publicidad online más efectivo para fomentar la conversión. Así lo afirma el 40% de las empresas, frente al 26% que apuesta por la publicidad de display para aumentar sus ventas, y el 18% que confía en las acciones en los Social Media. La publicidad digital superó este año por primera vez a la inversión publicitaria en televisión. Pero el e-mail marketing continúa siendo la técnica de marketing más efectiva. Los usuarios abren 2 de cada 3 correos electrónicos en sus dispositivos móviles, con un gran predominio del smartphone (48%) frente a las tabletas (14%). Asimismo, el e-mailing es el medio de comunicación con las marcas preferido por cerca de la mitad de los consumidores (48%).

El 90% de las empresas incluye el marketing de contenidos dentro de su estrategia. Cerca de la mitad de las empresas dedica al menos un 10% de su presupuesto de marketing a la creación de contenidos. El 60% tienen previsto invertir más en los próximos 12 meses. Los principales objetivos de la estrategia de contenidos de las empresas B2B son aumentar el conocimiento sobre la marca, captar leads y clientes. Una de las formas más efectivas de marketing de contenidos es conseguir testimonios de clientes. La opinión de nuestros semejantes cada día influye más en nuestras decisiones de compra. Las empresas B2B que disponen de blog corporativo son capaces de generar hasta un 67% más de clientes que aquellas que no utilizan esta herramienta. Al incluir un vídeo a una landing page puede aumentar la conversión hasta en un 90%.

Algunos expertos dicen que “el Internet de todas las cosas” será una tendencia que transformará todos los mercados e impactará en todas las industrias. Todavía no somos conscientes del impacto que supondrá el “Internet of everything”, será incluso mayor que la revolución industrial del siglo XIX. Y moverá 19 billones de dólares (14,5 billones de euros) en todo el mundo, de los cuales 14,4 billones se generarán en el ámbito privado y 4,6 billones del público. Se dice que solo en España la oportunidad que supondrá para el sector público alcanzará los 106.000 millones de dólares. La oferta de servicios y productos en las organizaciones y anuncios, cambiará. Dejará de ser general para estar personalizada al máximo según los gustos y preferencias de cada persona. Pero, sobre todo, el “Internet de todas las cosas” posibilitará la anticipación, gracias a la posibilidad de analizar datos en tiempo real. A su vez, estas ventajas implican la necesidad de dotar de máxima seguridad a todos los objetos conectados.

En definitiva, el futuro pasa por que todo sea inteligente y esté conectado, un escenario en el que las personas estén integradas, en el que se gestionan grandes cantidades de información que permitirán que los hábitats sean más eficientes y los espacios se puedan disfrutar más, y donde los procesos están centrados en lo individual sin perder de vista lo general.

Fuentes:
http://www.puromarketing.com/10/19764/pila-datos-para-entender-revolucion-importancia-marketing-digital.html

http://www.ticbeat.com/tecnologias/internet-everything-red-conquista-mundo/

 

El pago virtual, un nuevo escenario

Cada vez son más las noticias que nos hablan de nuevos métodos de pago online, de monedas virtuales, etc. Y es que el dinero, siempre es un tema del que hablar, por eso os presentamos la actualidad de este nuevo escenario.

Empecemos hablando de Bitcoin, que  como muchos ya sabréis, es una criptodivisa. Las transferencias con ella se realizan de forma directa, sin la necesidad de un intermediario. Al contrario de la mayoría de las monedas, Bitcoin no está respaldado por ningún gobierno ni depende de la confianza en ningún emisor central. Y va ganando terreno él solito,  pero la realidad es que a día de hoy la capacidad de los consumidores para pagar con esta moneda digital es todavía limitada. Algunos expertos explican que una amplia adopción por los consumidores, puede requerir cambios importantes. Uno de los puntos más fuertes de Bitcoin es el anonimato, aunque puede suponer  también un aspecto negativo si consideramos las probabilidades de robo.

Por otro lado, los comerciantes ven en Bitcoin un ahorro, ya que se reduce drásticamente el coste de las tasas de tarjetas de crédito  para el comerciante y les abre  a un grupo mucho más amplio de potenciales consumidores de todo el mundo que no tienen tarjetas de crédito o cuentas de PayPal.

Ahora pasamos a hablar de Honey, quién lanzará próximamente una nueva extensión para el navegador que permitirá pagar con Bitcoin de forma segura en casi cualquier tienda online. Honey era una extensión que buscaba cupones de descuento y te permitía aplicarlos a la compra que estuviéramos haciendo, pero con el tiempo, ha decidido evolucionar. Hace unos meses, uno de los fundadores sugirió la idea de poder usar los códigos de tarjetas de regalos pagados con Bitcoin a su extensión. Según la descripción original, la extensión se encargaría de añadir un botón extra al proceso de compra con la opción de “Comprar con Bitcoin”. Al pulsar el botón se generaría una dirección de pago en bitcoins, se generaría un código equivalente a una tarjeta de regalo de ese mismo importe y lo aplicaría a la compra. El coste final en el carro de la compra sería de $0, y con ella se procedería a finalizar la venta. En principio, un proceso sencillo y rápido. Tiempo después de esta propuesta, Honey ha anunciado la salida del nuevo sistema de pagos con Bitcoin. El sistema no está presente en tantas tiendas como se esperaba, pero se espera que se vayan adhiriendo más.

Por último quiero presentaros una noticia de última hora que ha llegado a nuestros oídos: la posibilidad de que Facebook lance próximamente un servicio de pago online que permitiría depositar dinero en la red social para hacer pagos, este sistema podría ser utilizado también por toda Europa a través de un proceso conocido como “passporting”. Facebook estaría supuestamente negociando con al menos tres empresas en Londres que ofrecen transferencias en línea o en dispositivos móviles. Y aunque Facebook no quiere desvelar nada, como es lógico, Paypal y sus socios comentaron que el azul es al parecer el color de los pagos. Saquen sus propias conclusiones y estén atentos a las nuevas noticias.

Fuentes:

www.marketwatch.com/story/could-bitcoin-ever-overtake-the-dollar-2014-04-09?pagenumber=1

www.cryptocoinsnews.com

www.androidrating.com/facebook-se-podria-convertir-servicio-pago-online

Los consumidores no quieren revelar su información personal

El último estudio de Radius Global Market Research revela que a los consumidores no les hace ninguna gracia tener que compartir sus datos, es más, se sienten incómodos a la hora de darlos. Hasta tal punto que el 86% de los encuestados está seriamente preocupado por dónde van a parar sus datos personales.

El miedo reside  en que las empresas en las que los consumidores confían, cedan sus datos a terceros, o de alguna forma acabe en organizaciones colaboradoras o amigas, que usaran esos datos para ofrecernos productos y servicios, entre otros. El 36% de los encuestados se mostró muy disconforme con el hecho de que las empresas puedan acceder a su información personal, mientras que casi la mitad (49%) mostró su incomodidad con el hecho de que estas organizaciones pudieran comercializar de algún modo con sus datos confidenciales.

Es por todo esto que la confianza es uno de los principales factores a la hora de elegir con que empresa trabajar. De hecho, 8 de cada 10 consumidores compra únicamente en empresas en las que confía. Y la mitad de ellos ha dejado de comprar en alguna tienda online porque la política de privacidad de la empresa le hacía dudar sobre la seguridad de sus datos. Esta misma desconfianza evita que incluso se llegue a dejar de compartir la ubicación.

El mismo informe nos diferencia el grado de responsabilidad en la protección de la información según el sector. El 45% de los participantes en el estudio cree que los responsables son las empresas y servicios financieros que operan online. Solo el 27% cuestiona que las empresas no están haciendo un tratamiento correcto de su información, siendo PayPal la mejor valorada en cuanto a la seguridad del tratamiento de datos personales. Y solo el 14% considera que la responsabilidad es del propio consumidor.

Si nos vamos al sector de las operadoras de telefonía móvil, un tercio de los encuestados cree que la responsabilidad sobre vigilancia y protección de datos recae sobre las empresas, pero el 17% opina que sobre ellos mismos. En este caso, más de la mitad opinan que las empresas están dejando mucho que desear en este sentido.

Si nos centramos en redes sociales, el 23% le atribuye la responsabilidad a la propia empresa, mientras en 29% afirma que es cosa suya. Pero curiosamente, el 70% piensa que el trabajo de estas organizaciones a la hora de proteger su información es insuficiente. De entre ellas, Facebook resultó ser la mejor considerada en protección de la privacidad.

Como podemos ver, las opiniones son variables y difieren según el sector. Pero de momento no está nada claro en quién recae la responsabilidad y mientras siga así, será cada consumidor el que deberá valorar dónde introducir su información y a quién confiar sus datos personales.

Fuente: http://www.puromarketing.com/53/19676/consumidores-sienten-incomodos-compartiendo-informacion-empresas.html

La adaptación al diseño responsive no entiende de tamaños

Diariamente nos llega cantidad de información acerca de la importancia de adaptar nuestras webs al diseño responsive para conseguir que la experiencia del usuario sea igual de buena provenga del dispositivo que provenga. Pero normalmente, parece que esto solo afecte a las grandes y medianas empresas, pero no es así. Internet ofrece las mismas oportunidades para todos así que cualquier organización debe tener en cuenta la importancia de adaptar su web.

El 2014 es el año de este nuevo diseño, punto de inflexión a partir del cual toda empresa necesitará optimizar su web con el objetivo de llegar a los dispositivos móviles entre otros, quienes ya representan más de la mitad de las búsquedas móviles. La forma de consumir contenido ha evolucionado, y los usuarios se encuentran con páginas que no les permiten acceder a la información, donde elementos clave no se muestran, está todo tan comprimido que es imposible poder clicar el apartado que queremos a la primera y tenemos que estar constantemente ampliando y moviendo la pantalla para conseguir ver algo, en definitiva, desesperante.

Gracias al diseño responsivo, el contenido se ajusta automáticamente a la medida de cada pantalla, para que los usuarios puedan disfrutar su experiencia web. Para que puedan acceder a una navegación más sencilla e intuitiva. Pero no olvidemos que el diseño de la web también es importante. Las nuevas tendencias apuntan hacia diseños básicos, colores limpios y elementos esenciales para evitar una web recargada. El diseño responsive también permite mostrar, ocultar y reorganizar apartados según la pantalla en la que se muestre la información, así se priorizan los apartados básicos en los smartphones y se amplían en dispositivos algo más grandes como las tabletas.

La web debe ser lo suficientemente rápida como para cargar toda la información en el menor tiempo posible, y tan sencilla como sea necesario para que el cliente encuentre fácilmente lo que busca. Todo ello generando confianza, para llevar el proceso de venta  a buen término. Objetivos dirigidos tanto a conquistar a los usuarios de escritorio como a los de móviles.

El desarrollo de una web responsiva no solo se efectúa por mejorar la imagen o la usabilidad de los usuarios,  se hace para aumentar las posibilidades de venta, y debe verse así. Es por eso por lo que las pyme también deben darse por aludidas, porque tienen mucha competencia, porque necesitan visibilidad y porque por supuesto, quieren vender.

Fuente: http://www.puromarketing.com/21/19603/pymes-tambien-deben-apostar-diseno-responsive.html